Gómez Urrutia va por regularizar outsourcing

El senador de Morena presentó una iniciativa de reformas a la Ley Federal del Trabajo y a la Ley del Seguro Social, con el proposito de regular de manera estricta y eficaz la subcontratación laboral

La defraudación fiscal con el uso de la figura outsourcing o subcontratación, por lo menos asciende a 500 mil millones de pesos, en perjuicio del erario, así como de los trabajadores a quienes se les escamotean prestaciones, dijo el senador Napoleón Gómez Urrutia (Morena).

En los últimos 30 años han proliferado empresas de subcontratación sin regulación, dijo el legislador, y no pueden seguirse manejando así.

El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social y dirigente sindical del gremio minero presentó una iniciativa de reformas a la Ley Federal del Trabajo, y a la Ley del Seguro Social, en materia de Subcontratación Laboral.

«El propósito es regular de manera estricta y eficaz la subcontratación, y con ello mejorar las condiciones de trabajo de todo el personal que presta sus servicios en las diferentes actividades económicas y de servicios en el país», señaló Napoleón Gómez Urrutia en conferencia de prensa en el Senado.

Remarcó: «El alcance de la reforma es privilegiar los derechos de las personas trabajadoras, procurando un equilibrio en las relaciones de trabajo con sus patrones».

De igual forma «se busca un medio para combatir la evasión fiscal, que ha sido un mal y un cáncer que ha proliferado en todo el país en las relaciones productivas y obrero patronales».
Indicó que se señala la obligación del contratante respecto del pago del reparto de participación de las utilidades de los trabajadores, y evitar que se incumpla esta obligación mediante una subcontratación simulada.

Informó que su proyecto de regulación del outsourcing incluye establecer un Modelo de Responsabilidad Solidaria Compartida para garantizar el pago de las contribuciones en materia de seguridad social para las personas trabajadoras.

Se contempla también la operación de un Sistema de Gestión o certificación que debe contar con un Registro Nacional con la finalidad de que quienes se propongan participar con empresas dedicadas a actividades de subcontratación operen dentro de la legalidad, bajo control de las secretarías de Trabajo y Economía.

Deploró que la figura outsourcing sea utilizada por grandes empresas que contratan personal, y lo trasladan a una empresa de servicios que no reporta utilidades, o escasamente utilidades mínimas, y que sea esa una forma que utilizaron para evitar el pago de utilidades.

Al daño a los trabajadores se agrega el que se ocasiona a la Hacienda pública, con la figura de subcontratación que se utiliza para evitar el pago de impuestos, lo cual asciende a cantidades extraordinarias, exorbitantes que se han acumulado de defraudación fiscal, por al menos de 500 mil millones de pesos anuales.

Al respecto comentó que «no es posible que los trabajadores de una gran empresa, de Grupo México, del señor Germán Larrea, por ejemplo, sean trabajadores de una empresa de servicios financieros “patito” que no reporta utilidades».

El proyecto de Gómez Urrutia quedó inscrito en el orden del día de este jueves y espera turno para su estudio y dictamen en comisiones. /El Universal

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *