En la mira, 560 mil contratos colectivos que incumplen requisitos de reforma laboral

Bertha Becerra | El Sol de México

En México, 80 por ciento de los contratos colectivos registrados ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje incumplen con los requisitos de la reforma laboral aprobada este año, por lo que están en la mira de la autoridad para su eliminación, dijo el subsecretario del Trabajo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Alfredo Domínguez Marrufo.

“Hablamos de más de 560 mil compromisos laborales entre empresas y sus sindicatos que desconocen sus millones de afiliados, de un universo de 700 mil en las Juntas Locales”, dijo el funcionario

En entrevista con El Sol de México, el subsecretario del Trabajo explicó que con la reforma laboral publicada el pasado 1 de mayo, se vuelve obligatorio que todos los sindicatos que registren contratos colectivos ante las autoridades deberán de demostrar que sus agremiados los aprobaron por medio de una votación libre y democrática.

Domínguez Marrufo indicó que de acuerdo con estudios de la UNAM y el ITAM, en el país de los 700 mil contratos registrados, sólo 240 mil cumplen con las condiciones de la nueva ley laboral, por lo que desde la STPS realizarán una depuración.

“Uno de los grandes objetivos de la reforma y de los compromisos de carácter internacional, es precisamente, que los trabajadores tengan conocimiento de los términos en que están celebrados los contratos y rescatar lo que es la organización colectiva, que es uno de los instrumentos fundamentales para que puedan tener mejores prestaciones y salarios, incluso con mucha más responsabilidad”.

Uno de los problemas que han detectado las autoridades es que los patrones en lugar de negociar con los sindicatos, lo hacen con despachos de abogados, los cuales firman a nombre de los trabajadores los llamados contratos de protección con los beneficios mínimos para los obreros.

Según el funcionario, esto ocurre en ramos como la construcción para el control de las obras para no tener problemas con otros sindicatos que puedan llegar a demandar la firma de un contrato colectivo. Prefieren contratar con éstos con los mínimos de ley.

Lo firman, lo depositan en la Junta local o federal o la Comisión de Arbitraje según sea la materia y las revisiones se harán con el líder sindical o con los abogados de los sindicatos, con prebendas y entrega de dinero para que se mantenga un contrato colectivo, de los cuales los trabajadores no tienen ningún conocimiento

¿Cómo eliminar todos estos vicios? ¿Cómo puede incidir la STPS?

-Precisamente, derivado tanto de la reforma constitucional como del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de libertad y democracia sindical y respecto al anexo laboral del T-MEC, se derivan diversos compromisos para el Estado mexicano de transformar su modelo laboral y sindical y terminar con esta simulación: Firmar contratos colectivos a espaldas de los trabajadores

“Con la nueva Ley Federal del Trabajo (LFT) se establece, primero en sus transitorios: décimo tercero, que todos los contratos colectivos de trabajo (CCT) firmados, sean federales o locales, existe el compromiso del Estado mexicano que deberán aprobarse por la mayoría de los trabajadores por voto personal, libre, secreto y directo. Son los compromisos en el anexo 23 firmado por México, EU y Canadá en el T-MEC.

“También la Ley establece que esta obligación se va a cumplir en una primera etapa en un término de cuatro años. La STPS a través de un protocolo, estableció consultas”.

Para cumplir con estos requisitos, la STPS estableció una plataforma electrónica en la cual los sindicatos podrán registrarse a través de su nombre, número de trabajadores y CCT formalizados con las empresas para que puedan establecer fechas, horas y lugares en donde realizarán la consulta.

Los sindicatos remitirán los resultados de esa votación electrónicamente a la STPS, que tiene 20 días para revisar todo para validar el CCT. Además, un inspector verificará que la consulta se realizó conforme lo establece la propia LFT y el protocolo que se estableció al respecto.

Otro de los objetivos de realizar esta depuración es para eliminar los contratos de las empresas que ya cerraron. El subsecretario comentó que hay muchos otros contratos de la industria de la construcción y de aquellas empresas que se fundaron, hicieron su contrato y finalmente cerraron sus puertas.

¿Cuántos sindicatos ya cumplieron?

-Tenemos incluso una veintena de sindicatos registrados y cerca de cinco formatos colectivos legitimados por los trabajadores. Esta legitimación de los CCT es distinta a las revisiones que se realizan anuales o bianuales por sindicatos y patrones. Podrán hacerse simultáneos sí así lo deciden.

“En el caso de que los trabajadores no aprueben el contenido del CCT, queda sin efecto, pero se mantienen las prestaciones y tabuladores salariales en favor de los trabajadores y las condiciones de trabajo pactados.

“De tal manera, que quedan los trabajadores en libertad de celebrar un nuevo CCT sea con el sindicato que perdió o con otro de su elección, de manera que ejerzan plenamente su libertad para decidir qué sindicato los represente.

¿Esto va a transformar totalmente el mundo sindical?

-Esperamos que sea paulatino. Irá transformando el mundo sindical. Uno de los grandes objetivos de la reforma y de los compromisos de carácter internacional, es precisamente, que los trabajadores tengan conocimiento de los términos en que están celebrados los contratos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *