El desgaste laboral, una enfermedad

La Organización Mundial de la Salud dijo que es una afección asociada al estrés del empleo o el desempleo

El desgaste profesional, conocido como burn-out (agotamiento), fue incorporado en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se utiliza para establecer tendencias y estadísticas sanitarias.

El desgaste profesional, que fue incorporado a la sección de “problemas asociados” al empleo o al desempleo, llevará el código QD85.

Fue descrito como “un síndrome (…) resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito” y que se caracteriza por tres elementos: “Una sensación de agotamiento,cinismo o sentimientos negativos relacionados con su trabajo y una eficacia profesional reducida”.

El registro de la OMS precisa que el desgaste profesional “se refiere específicamente a fenómenos relativos al contexto profesional y no debe utilizarse para describir experiencias en otros ámbitos de la vida”.

La lista, confeccionada por la OMS, se basa en las conclusiones de expertos médicos de todo el mundo. Fue adoptada por los 194 Estados miembros de la OMS, reunidos desde el 20 de mayo en Ginebra en el marco de la Asamblea Mundial de la organización.

“Es la primera vez” que el desgaste profesional entra en la clasificación, anunció un portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.

La Clasificación de Enfermedades de la OMS proporciona un lenguaje común que facilita el intercambio de informaciones sanitarias entre los profesionales de la salud de todo el mundo.

ENTRADA EN VIGOR

La nueva clasificación, llamada CIP-11, publicada el año pasado, fue adoptada durante la edición de este año de la Asamblea Mundial, la número 72, y entrará en vigor el 1 de enero de 2022.

Incluye nuevos capítulos, uno de los cuales dedicado a la salud sexual. Cubre afecciones anteriormente clasificadas en otros listados, como la “incongruencia de género”, como la transexualidad, hasta ahora clasificada en la sección de enfermedades mentales.

OMS ENFRENTA LA ADICCIÓN A LOS VIDEOJUEGOS

Después de diversas polémicas al respecto, la OMS reconoció también el trastorno de videojuegoscomo enfermedad.

Este trastorno fue descrito a mediados de 2018 como un patrón de comportamiento caracterizado por un descontrol sobre los videojuegos, un incremento en la prioridad hacia este entretenimiento por encima de otras actividades, y la continuación o intensificación del juego a pesar de la aparición de consecuencias negativas.

Basados en el consenso de varios especialistas de diferentes áreas y disciplinas y análisis de evidencia, los miembros de la OMS reconocieron dicho trastorno como enfermedad.

Los responsables concluyeron que formará parte de la onceava revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), la cual entrará en vigor el primer día del año 2022.

Para diagnosticar el trastorno del juego, el patrón de comportamiento debe resultar en un deterioro en las áreas de funcionamiento personales, familiares, sociales, educativas, ocupacionales u otras áreas de funcionamiento, y normalmente habría sido evidente durante al menos 12 meses.

La inclusión en la CIE ayudará a desarrollar programas para el tratamiento del problema, y permitirá a expertos de la salud concentrarse en los riesgos que el trastorno conlleva, lo cual daría mejores medidas de prevención y tratamiento.

La industria del videojuego frunció el ceño y pidió más estudios. Además, reclaman a la OMS falta de rigurosidad.

Con información de agencias

Por Redacción de El Heraldo de México

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *