Difícil, pero necesario, subir aportación tripartita: SAR

Los costos laborales, el nivel salarial y el bajo crecimiento económico implican que empleados, patrones y el gobierno tengan escasos márgenes para aumentar las contribuciones obligatorias al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), reconoció Carlos Noriega Curtis, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“El sistema de pensiones debe ser visto como parte de todo el sector de riesgos públicos que tenemos que atender (…) No es un tema de prioridades, (pero) es ciertamente un tema que tenemos que atender lo más pronto de la mejor manera posible”, declaró tras participar en la 29 Convención de Aseguradores convocada por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

A la pregunta de ¿cómo respaldar un sistema que está atravesado por la desaceleración del empleo formal?, el funcionario dijo que en esta administración se ha venido fortaleciendo el esquema de pensiones con la ampliación del programa Pensión para Adultos Mayores, que por ser un universal no requiere la cotización por medio de un trabajo. Eso desde luego contribuye a darle certidumbre a toda la población, aseveró.

Sin embargo, para la reforma al SAR –prometida para mitad de sexenio por el presidente Andrés Manuel López Obrador– uno de los primeros cambios que se plantean es aumentar el monto de contribuciones obligatorias.

Lo más importante para esta reforma es el consenso social, cada uno de los actores: trabajadores, patrones y gobierno tienen estrechos márgenes de maniobra. No es fácil aumentar las aportaciones cuando el nivel de salarios es bajo, no es fácil aumentar las aportaciones de los patrones por los costos laborales y cuando el crecimiento de la economía es bajo desde luego para el sector público los márgenes presupuestales también son bajos, expresó.

Noriega Curtis matizó: La relevancia de una sociedad más igualitaria es tan alta que de alguna manera tenemos que buscar este consenso hacia mediados de esta administración.

En otro tema declaró que hasta ahora los bonos catastróficos emitidos por el gobierno se centran en proteger contras sismos y huracanes, pero se analiza cómo ampliarlo también a incendios, epidemias e inundaciones.

Añadió que como parte de las reformas regulatorias para el esquema de riesgos federales expuesto un día antes por el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, durante el verano se anunciarán las reformas al Fondo de Desastres Naturales, entre otras disposiciones.//La Jornada

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *