Las ondas de calor duran varios días, incluso semanas; sin embargo, se pueden tener temperaturas máximas extremas en un solo día, sin que se considere como una onda de calor.

Suelen presentarse en gran parte de país, principalmente en los estados del norte sureste. Es importante saber que la adaptación de las personas a la temperatura ambiental está ligada con el nivel de actividad y la pérdida de calor. En las condiciones normales de descanso la temperatura del cuerpo se mantiene entre 36.0 y 37.5 grados centígrados, por lo que temperaturas más altas pueden ser perjudiciales para la salud.

Es importante que te hidrates para recuperar el agua que se pierde a través de la sudoración. Durante el día tomamos líquidos en diferentes formas, lo mejor es tomar agua pura.

Sigue estas recomendaciones para protegerte de las altas temperaturas:

  • Evita asolearte entre las 11 am y las 4 pm
  • Viste ropa suelta de colores claros y de manga larga
  • No realices actividades físicas intensas bajo el sol
  • Toma agua simple aunque no tengas sed
  • Come alimentos frescos, frutas y verduras
  • Permanece en la sombra y en lugares frescos
  • Usa protector solar (mínimo F15)
  • Utiliza lentes de sol, gorra o sombrero

Los siguientes síntomas son de golpe de calor, si presentas algunos, acude al médico inmediatamente.

  • Piel seca y caliente
  • Sudoración excesiva
  • Náuseas
  • Pulso rápido
  • Mareos
  • Confusión
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del conocimiento

CENAPRED