Aprueban en lo general y particular dictamen de reforma laboral

El pleno de la Cámara de Diputados concluyó esta noche el trámite legislativo y aprobó, en lo general y en lo particular, con 258 votos a favor, 67 en contra y 18 abstenciones, la reforma en materia de justicia laboral.

Pasada la aduana de San Lázaro, el dictamen se turnó al Senado de la República para su discusión y eventual aprobación.

En lo general se aprobó a las 16:30 horas con 417 votos a favoruno en contra y 29 abstenciones con los votos de todos los partidos, las abstenciones fueron de Movimiento Ciudadano y un voto en contra del PAN. Después se procedió a la discusión de 104 propuestas de modificación que presentaron 50 diputados.

Decenas de diputados del PAN, PRI y de MC se ausentaron del tablero electrónico y no se registraron, aunque estaban presentes en el salón de plenos. En su mayoría los votos en contra fueron del PRI, PAN, PT y PRD.

Las reservas presentadas aceptadas fueron:

La reforma al artículo 848 por parte de Rubén Cayetano de Morena para que las resoluciones de los tribunales sí puedan admitir recursos de reconsideración.

Mientras que Francisco Saldívar del Partido Encuentro Social (PES) manifestó que se debe garantizar que siempre se tendrá el irrenunciable derecho a defenderse de una resolución dictada por la autoridad laboral.

También del PES, Iván Pérez se pronunció a favor de los mecanismos alternativos de justicia que parten de la premisa de ganar – ganar.

Justino Arriaga del PAN presentó reservas al dictamen para que los trabajadores puedan presentar por escrito su voluntad para que no se le aplique la cuota sindical y el patrón no pueda descontarlo, del artículo 110, fracción sexta.

Del mismo partido, Miguel Riggs pidió modificar el artículo 343 E y la adición de una fracción que imponga la obligación de pagar una multa, por las omisiones que ocasionen la muerte de uno o varios trabajadores. Y Ricardo García propuso la modificación al artículo 395 para adicionar que la sanción sindical impuesta al trabajador no afecte su permanecía en el empleo o sus condiciones de trabajo .

Además, se presentaron reservas para los artículos 684 G fracción séptima, el artículo 920 de derecho de huelga y el 17 fracción quinta.

El proyecto de decreto de la nueva legislación modifica cinco leyes: en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, que son la Ley Federal del Trabajo, Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, Ley Federal de Defensoría Pública, Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y la Ley del Seguro Social (IMSS).

En una discusión, que duró ocho horas, iniciando desde las 13:22 horas, luego de que la presidenta en funciones de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri Riancho, hizo la declaratoria de publicidad del dictamen y consultó al Pleno si autorizaba someterlo de inmediato a discusión y votación.

Se modificaron los ordenamientos legales para adecuarlos a la reforma constitucional publicada el 24 febrero de 2017, y a los tratados internacionales suscritos, para ampliar y protegen los derechos humanos de los trabajadores.

La iniciativa de reformas surgió de 14 iniciativas presentadas por diputados federales y una senadora, entre septiembre de 2018 y abril de 2019. Cuatro fueron de Morena, dos del PAN, dos del PRI (una la senadora Sylvia Beltrones Sánchez), tres del PES, dos del PT y una de MC.

Con ocho modificaciones generales al dictamen, y con propuestas retomadas de las audiencias públicas en el nuevo sistema del Parlamento Abierto, la propuesta quedó aprobada.

El diputado y presidente de la Comisión del Trabajo, Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo, explicó que la nueva ley establece la desaparición de las juntas de conciliación y arbitraje que dependen de los Poderes Ejecutivos federal y estatales, para crear los tribunales laborales que formarán parte de los Poderes Judicial federal y estatales, respectivamente.

Se crea el Fondo del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para atender lo relativo a los contratos colectivos y asociaciones sindicales.

Se fortalece la democracia sindical con los ejes de rendición de cuentas y transparencia.

Se establece el proceso de selección de líderes sindicales sujetos al voto personal, libre, directo y secreto.

Se incluyen garantías al trabajador desde lo individual para hacer valer sus derechos laborales y de esta manera nadie puede ser sujeto a represalias ni ser obligado a formar o no, parte de un sindicato, federación o confederación.

Se eliminan brechas por género, violencia e inequidad salarial y se atiende y regula el régimen de los trabajadores del hogar.

En lo colectivo, el dictamen instaura mecanismos para la verificación y declaración de representatividad en los sindicatos: “lo que frenará la existencia de sindicatos blancos y contratos colectivos de protección, así como sindicatos extorsionadores”.

Con mil 110 artículos y 28 Transitorios, a esta ley se le modifican 535 artículos, con lo que se busca responder a los compromisos contraídos en el Capítulo Laboral del T-MEC, que pide representatividad de trabajadores en la negociación colectiva y la ratificación del Convenio 98 de la OIT.

La reforma establece la libertad de asociación sindical y negociación colectiva, así como la creación de tribunales laborales que dependan del Poder Judicial, entre otros cambios.

Más temprano, el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, celebró que las reformas “son históricas y cambiarán para siempre el sindicalismo mexicano”.

Sostuvo que en la elaboración del dictamen se realizó “un esfuerzo por incluir las propuestas de la oposición”.

“Estamos en la posibilidad de desaparecer para siempre el ´charrismo sindical´, nos vamos nada más a quedar con la charrería como deporte nacional; al ´charrismo sindical´ lo ´enterramos´ con esta reforma, al introducir la democracia en la elección de las dirigencias sindicales a través del voto libre, secreto y directo”, destacó.

Mientras que el coordinador de los diputados del PRI, René Juárez Cisneros, afirmó que reformas a leyes en materia de trabajo “son el inicio de una nueva cultura laboral”, ya que incorporan –dijo- “una visión moderna al otorgar libertad sindical”.

Consideró que “generan una mayor transparencia y rendición de cuentas, habrá igualdad en la conformación de las dirigencias sindicales y visualiza los trabajadores del campo”.

“Lo más importante es que los jóvenes que por primera vez ingresaron a la vida laboral tengan la libertad de decidir si son o no miembros de un sindicato… A lo mejor a ellos los sindicatos no les dice nada”, comentó.

Los diputados del PAN Jorge Arturo Espadas Galván y Lenin Pérez Rivera, integrantes de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, aclararon que el voto de su bancada fue a favor en lo general, pero que presentarán alrededor de 30 “reservas” en materia de libertad y democracia sindical, en la discusión en lo particular.

“En lo general podemos ir a favor de esta reforma, porque sí representa algunos beneficios en materia de voto libre, personal y secreto de los agremiados, la elección y diligencias; pero no podemos dejar de señalar que se queda corta”, indicaron.

Previamente, la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de la reforma laboral.

Con 19 votos a favor de Morena, PT, PES, PRI, PRD y PVEM; uno en contra, una abstención y sin los diputados del PAN que abandonaron la sesión por considerar que no se respetó el proceso legislativo, el dictamen en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva se turnó a la Mesa Directiva. //El Financiero

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *