Prevén control sindical con nueva ley laboral

El sector empresarial advirtió que las facultades del Centro de Conciliación y Arbitraje que están planteadas en la reforma a la ley laboral permitirán al Gobierno tener datos privados de los sindicatos como son sus finanzas.

Raúl Maillard, presidente de la Comisión Laboral de Canacintra, afirmó que si la reforma pasa sin modificaciones, este Centro tendrá tanto poder que podría llegar a controlar todo el sindicalismo del País.

“Va a ser un centro poderosísimo que mal usado puede llegar a controlar todo el sindicalismo del País. Una propuesta de Morena es que los sindicatos digan cuáles son sus finanzas, que se las muestren a sus afiliados, eso está bien.

“Luego que ese resultado se ponga en una acta de asamblea y se deposite en el Centro de Conciliación, pero el Gobierno no tendría por qué saber las finanzas de los sindicatos”, subrayó en entrevista.

El experto aseguró que se justificaría la intervención del Gobierno sólo si los sindicatos recibieran dinero público, pero si ingresan recursos provenientes de las cuotas sindicales no tiene por qué involucrarse.

Además, debe existir representación de los empresarios y el sector obrero en dicha Comisión.

“Si el dinero viene de organismos públicos hacia el sindicato, el sindicato tendría la obligación de demostrar adónde fueron esos dineros que vienen del erario. Pero si es dinero de las cuotas sindicales de los propios socios de ese sindicato, ¿ahí qué tiene que meter la mano? Por eso nosotros como industria pedimos que este organismo sea tripartito para que el Gobierno no tenga todo el control, haya representantes de los trabajadores y de las empresas y se pueda velar y dialogar todo el tema de la vida sindical”, afirmó Maillard.

Dijo que Canacintra participó en las audiencias públicas que organizó la Cámara de Diputados para presentar su postura en torno de la iniciativa de reforma.

En ella expuso que una de las propuestas de los industriales es que el Centro de Conciliación elabore un padrón de todos los trabajadores que no se quieran sindicalizar.

“La libertad máxima sería que el trabajador decida si quiere pertenecer al sindicato o a ninguno y debe haber un padrón de todos estos trabajadores que no quieren sindicalizarse para que no se les descuente por concepto de cuotas ninguna cantidad. Y si algún día algún patrón o líder sindical les quieran descontar, pueda ir a los tribunales del trabajo a defender su derecho de no querer ser sindicalizado”, describió.

Otra de las propuestas es que este organismo maneje un proceso de conciliación rápido para que las audiencias no sean eternas. //Reforma

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *