LO QUE SIENTEN LAS MUJERES CUANDO DESCUBREN QUE GANAN MENOS QUE LOS HOMBRES

Nuevas leyes en Londres obligan a los empleadores a divulgar las diferencias salariales entre hombres y mujeres, el resultado indignó al sexo femenino.
Ivana Kottasová
LONDRES (CNNMoney) –

La analista de datos Eunice Da Silva acaba de descubrir que la compañía para la que trabaja paga en promedio a las mujeres la mitad que a los hombres.

¿Su reacción? «No me sorprende».

Da Silva ha trabajado como contratista en una serie de bancos importantes en Londres y ha visto la desigualdad de género de primera mano. Todos los altos directivos con los que ha trabajado son hombres.

»

Millones de mujeres en el Reino Unido han descubierto por primera vez esta semana cuánto dinero ganan sus colegas masculinos gracias a las nuevas leyes de divulgación obligatoria.

 

Y están muy molestas por los resultados.

Las personas que por lo general son contratadas son en su mayoría hombres mayores «, dijo. «Es un problema que se perpetúa a sí mismo».

«Estoy sorprendida de lo inconsciente que había estado», dijo una mujer, que trabaja como gerente en una importante minorista con un 15% de diferencia salarial. «Ahora sigo mirando a los hombres con los que trabajo y me pregunto cuánto más se les paga».

Conforme a las nuevas reglas, las empresas con 250 empleados o más deben divulgar las diferencias salariales entre hombres y mujeres: por salario promedio, salario medio y bonificaciones anuales.

La fecha límite fue este miércoles y la imagen revelada no es alentadora.

En promedio, las mujeres reciben un salario inferior al de los hombres en una abrumadora mayoría dentro de las empresas, en todas las industrias, tanto en privadas como en organizaciones públicas.

«Hay mujeres en todo el país que están siendo estafadas y esta práctica debe terminar», dijo Sam Smethers, director ejecutivo de Fawcett, un grupo que lucha por los derechos de las mujeres.

Las reacciones a los datos han variado desde la incredulidad hasta la ira y la indignación.

Cuando la periodista Sarah Knapton descubrió que su periódico, The Daily Telegraph, tenía una brecha salarial media del 35%, expresó su enojo públicamente.

«Muy desalentador… Tengo un repentino deseo de arrojarme bajo un caballo», escribió en Twitter, refiriéndose a un incidente en el que una sufragista se arrojó bajo un caballo en 1913 para protestar contra el derecho de voto de las mujeres.

La profesora de la Universidad de Oxford, Gina Neff, se molestó al descubrir que la diferencia salarial promedio en su universidad era del 24.5%.

«Sabemos que las mujeres van en gran número a las universidades, estudian un posgrado y a medida que avanzan, aún así no están siendo promovidas a las mismas tasas que los hombres», dijo Neff.

Los datos proporcionados por Oxford muestran que casi el 63% de los empleados mejor pagados de la universidad son hombres, mientras que las mujeres constituyen el 65% de la banda salarial más baja.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *